Dinero

Hablar de dinero y finanzas: cómo romper el tabú

12 julio, 2020 - por Candela

6 min

Lo usamos a diario, pero odiamos mencionarlo en público. Sí, hablamos (¿o callamos?) de dinero. Solemos compartir historias sobre amoríos, agobios y hasta fotos de nuestro bol de cereales cada mañana en Instagram. Sin embargo, hablar de dinero siempre cuesta... Continúa leyendo para aprender cómo romper el tabú y poder conversar sobre tus finanzas con soltura.

Asuntos privados

Apenas mencionamos el dinero en voz alta, ni siquiera con nuestros amigos. ¿Hablar de sueldos, deudas y ahorros? Ni pensarlo. De hecho, nos solemos sentir incómodos cuando toca cobrar de vuelta dinero prestado o preguntar sobre los ahorros de cada uno. Y la poca soltura está relacionada con nuestra visión de las finanzas como un asunto estrictamente privado, aunque usemos dinero a diario. Piénsalo: cuantas veces al día tomas pequeñas decisiones financieras sin darte cuenta? Desde el café de la mañana hasta pedir la cena a domicilio a compartir con tus amigos un viernes noche. En realidad, lo raro no es hablar de finanzas en voz alta, sino no hacerlo en absoluto.

Manejar mejor nuestro dinero

Por desgracia, en el colegio no nos suelen ensenar a manejar mejor nuestro dinero. No aprendemos a negociar salarios, a pedir una hipoteca o a contratar un plan de pensiones. Y es por eso que hablar de dinero con amigos y familiares es más necesario de lo que crees. A través de conversaciones honestas y transparentes aprendemos a manejar mejor el dinero y a no cometer los errores que otros han cometido antes. Por lo tanto, es importante no evitar las finanzas como tema de conversación, ya que las experiencias de tu círculo de amigos pueden ser el mejor maestro financiero. Como romper el tabú, pues?

1. Lee, lee, ¡lee sin parar!

A muchas personas les asusta opinar sobre asuntos económicos o hablar de sus finanzas porque no controlan el tema lo suficiente y no se sienten seguros. Si este es tu caso, recuerda que ni Roma se construyó en un día ni tu tienes porque ser un economista de Wall Street de la noche a la mañana. Puedes aprender poco a poco, leyendo sobre finanzas y actualizándote mediante blogs (como el nuestro! 😉), podcasts e incluso vídeos y redes sociales. Algunos recursos muy útiles son xxxx

Como todo en esta vida, lo importante es empezar. Una vez le cojas el gustillo a curiosear sobre el mercado, las estrategias de finanzas personales y las mejores técnicas de ahorro, por ejemplo, te darás cuenta de lo mucho que puedes aprender leyendo y que hablar de dinero no solo es bastante sencillo, sino que también puede ser entretenido.

2. Habla sin miedo y hazlo de antemano

En una relación es importante estar al mismo nivel que tu pareja en términos de dinero y finanzas. Esto no significa que ambos tengáis que manejar vuestro dinero de la misma forma, pero sí que es necesario ser transparente y abierto a compartir tus decisiones. Uno puede ser un poco tacaño y el otro tirar la casa por la ventana cada vez que va de compras y no pasa nada, mientras que evitéis malentendidos. Lo mismo pasa con amigos y familiares: es fácil que surjan inconvenientes o tensiones a la hora de decidir sobre en qué gastar o cómo ahorrar. Por ejemplo, si te sueles ir de vacaciones con tus amigos de vez en cuando es normal que surjan malos rollos: unos quieren hotel de lujo con sauna y piscina olímpica, otros prefieren el hostal de mala muerte por ser más barato, aunque tenga chinches. Por lo tanto, planificar una conversación o una charla para alinear ideas y prioridades no vine mal de vez en cuando. Muchas veces las relaciones se desgastan por temas de dinero, así que mejor prevenir que curar, no?

3. Trata el tema con naturalidad

La forma más efectiva de romper el tabú es simplemente empezar. Cuanto más se introduzca el tema del dinero en tu grupo de amigos, mejor. Intenta sacar el tema durante unas canas o cuando esteis relajados y de buen humor, y verás como aprendereis unos de los otros. De hecho, qué mejor forma de conocer a fondo a tus amigos que preguntandoles sobre sus planes de futuro, sus ambiciones financieras y si prefieren ahorrar para un viaje o para un coche con su dinero? Cuanto más habléis del tema, más fácil será romper el tabú.

Digamos que quieres ahorrar un poco más de dinero para tu préstamo estudiantil, pero tus amigos quieren salir a cenar manana. Claro, podrías mentir y decirles que ya tienes otros planes, pero por qué no ser honesto. Al fin y al cabo, son tus amigos! Y quién sabe, puede que incluso acabes teniendo una conversación útil en la que tus amigos compartan sus experiencias de pago de deudas contigo y que incluso puedas obtener algunos consejos útiles al final. Y para que puedas estar allí al final, simplemente sugieres un restaurante más barato! 😊

  1. Adoptar nuevas técnicas

A nadie le gusta perseguir a sus amigos por esos eurillos prestados… Pero con las nuevas tecnologías ya no tienes porqué ser el cobrador del frac: deja que una App lo haga por ti. Por ejemplo, Bizum te permite hacer pagos rápidos en un santiamén y sin enviar Whatsapps desesperados a tus colegas. 

También hay muchas aplicaciones que te pueden ayudar a comprender tu estatus financiero, como Fintonic. Cuanto más controles tus gastos e ingresos, más fácil te será hablar de dinero al tener bastante claro cómo lo manejas. Comparte tu nueva sabiduría con tus amigos y anímalos a descargarse estas apps. Y antes de que te des cuenta os estaréis dando consejos de ahorro unos a los otros. 🥳

Dicen que compartir es vivir, y si usas Peaks para invertir poco (¡o mucho!) dinero de forma sencilla, ¿porque no compartirlo con tus amigos? Envía tu código de Peaks a familiares o amigos y ambos recibiréis un crédito de inversión de 5€. Con cada quinto amigo que conviertas en Peaker obtendrás un bono de 25€, nada más y nada menos. Con tales regalos, hablar de dinero es hasta divertido, ¿no?

¿Tú también quieres invertir?
Empezar es aún más fácil de lo que crees.

Descargar PeaksDescargar Peaks
Compartir

Sobre Candela, la autora

Candela (24) es esa amiga a la que llamas cuando necesitas poner tu vida en orden o que te arrastre a una clase de pilates. En Peaks escribe sobre inversiones para mortales y te da los mismos consejos financieros que le daría a sus amigos entre un par de cañas.

Up es el blog de Peaks, la aplicación con la que invertir es pan comido. Aquí, en nuestro blog, escribimos sobre finanzas personales, dinero e inversión para nuestros Peakers. ¡Y también para todo aquel que quiera aprender un poco más sobre este mundillo!

¿Aún no te has hecho Peaker? Descarga la aplicación (¡y pruébala gratis durante los primeros 3 meses!)

Esta página web la administra Peaks BV., una empresa con licencia por la Autoridad Holandesa para los Mercados Financieros (AFM) y sede en Schipluidenlaan 4, Ámsterdam. Has de tener en cuenta que invertir siempre implica riesgos y el valor de tus inversiones puede fluctuar. Además, recuerda que los resultados obtenidos en el pasado no son ninguna garantía para el futuro.